Relaciones

Lo tuyo es mío y lo mío es … mío

Las pertenencias personales al momento de iniciar un matrimonio pueden llegar ser un motivo de conflicto, sobre todo cuando una de las partes no está de acuerdo en que las pertenencias ahora son de los dos y dejaron de ser exclusivamente mías.

Mi televisor, Mi auto son frases comunes de escuchar en el entorno de nuevos hogares, lo cual suele ser normal mientras se pasa al periodo de estabilización matrimonial. Lo triste se da cuando pasan los años y tras 10 años el auto sigue siendo mío, por eso en BlogRelaciones te damos algunas ideas de cómo cambiar este pensamiento.

  • Comparte.- Al inicio te será difícil dejar que tu pareja conduzca tu auto, sobre todo si este te costó mucho esfuerzo, sin embargo aun cuando no conduzca como tu quisieras, el hecho de compartir algo tan preciado por ti le da a tu pareja un sentido de responsabilidad aún mayor lo cual le llevará a dar lo mejor de sí misma.
  • Cambia tu mentalidad.- un día te casaste y decidiste compartir lo mejor de ti por siempre (al menos eso se espera) pero compartir tu vida ¿no significa compartir tus bienes? Trabaja en eso y cambia tu forma de pensar.
  • Aprende.- Seguro has notado que tu pareja esta poco a poco cambiando términos como “mi laptop” por el del “el laptop” entonces es una buena señal de su parte, quizá es tiempo de aprender un poco.
  • Renuncia.- Quizá el punto más importante a tomar en cuenta es la renuncia a la soltería con la aceptación de nuestro nuevo estado civil. Mucho de esta falta de renuncia se refleja en el tema de las cosas de casa, porque aún hay una parte de nosotros que no acepta el compromiso y eso se demuestra en este tipo de frases.

Sin embargo siempre habrán cosas que seguirán siendo tuyas, no te preocupes no todo es tan drástico, Tu cepillo de dientes, tu ropa interior, tu iPod. Ves no todo era tan malo.