Salud

Leer los grandes clásicos estimula el cerebro

William Shakespeare Engraving

Leer un libro es una de las principales aficiones de muchas mujeres. Y es que, imagínate por un momento, que te quedas sola en casa, la chimenea está encendida, fuera los truenos resuenan con fuerza y tienes una botella del mejor vino tinto. ¿Acaso este escenario no te invita a sentarte en tu sillón favorito con un libro de misterio o terror entre las manos?

Y es que la literatura posee una magia especial que nos embelesa y nos permite conocer mundos que solo están presentes en la imaginación.

Sin embargo, la lectura no solo provoca un gran placer en los amantes de los libros, sino que, según un estudio realizado en la Universidad de Liverpool (Reino Unido), leer obras de los mejores escritores clásicos como Shakespeare, Dickens o Tolstoi, entre otros muchos, tiene estupendos efectos sobre nuestra mente, ya que la lectura de estas grandes obras estimula el cerebro y capta la atención del lector, un hecho que provoca que, al leerlos, nos sumerjamos en momentos de autorreflexión de forma frecuente.

De este modo, si te animas a dejarte envolver por las páginas de los grandes clásicos, conseguirás que tu cerebro funcione mucho mejor, algo que no ocurre cuando deleitamos nuestros sentidos con una novela que no pertenece a este género literario.

Sin embargo, esto no significa que tengas que prescindir de la lectura de otra clase de historias, sino que, en ocasiones, resulta ideal para nuestra mente que nos embarquemos en la lectura de algunas de las obras de los mejores escritores que han pisado el planeta Tierra.