Sex and Life

Las ventajas del orgasmo en la mujer

Orgasmo en la mujer

El sexo a solas o en compañía es muy divertido. Compartir un momento íntimo con tu pareja puede unir muchos lazos entre vosotros, pero hacerlo a solas contigo misma puede ayudarte a descubrir mucho mejor tu propio cuerpo. Y por si ésto no fuese suficiente, los orgasmos, además del placer, también aportan muchos otros efectos beneficiosos para la salud. Descubre las ventajas del orgasmo en la mujer.

El sexo hace que nos sintamos más felices, aumenta nuestra relajación, y por supuesto también nuestra autoestima. Es la cura a muchos problemas de salud, tanto físicos como psicológicos, y un remedio de lo más natural, así que ponte manos a la obra.

- Disminuye el estrés. Está demostrado que las mujeres que tienen orgasmos de manera regular viven más relajadas, y padecen menor riesgo de sufrir depresiones. El sexo nos ayuda a dormir mejor, y a descansar durante la noche las horas necesarias para que nuestro cuerpo se relaje. El orgasmo produce de forma natural una sustancia llamada serotonina, uno de los ingredientes principales que se encuentran en los antidepresivos.

Protección contra enfermedades. Al mismo tiempo que se libera serotonina, el orgasmo también libera inmunoglobulina A, gran protector contra enfermedades e infecciones.

Consume calorías. Moverte durante el sexo, y sobre todo los movimientos musculares generados durante el orgasmo, hace que tu cuerpo queme calorías sin que te des cuenta. Es uno de los mejores ejercicios físicos, y te encantará practicarlo.

- Gran alivio del dolor. Durante el acto sexual, también se libera una hormona llamada oxitocina, que tiene la capacidad de hacer que el cuerpo se relaje, aliviando las inflamaciones y el dolor. El sexo y el orgasmo son la mejor medicina frente a los dolores de cabeza o a cualquier tipo de inflamación en tu cuerpo, siempre que el dolor no sea tan intenso que no te permita moverte en la cama.

- Elixir de la eterna juventud. Durante el sexo se libera testosterona, una hormona que va disminuyendo en cantidad en nuestro cuerpo a medida que nos hacemos mayores. Con la liberación de esta hormona, a pesar de que pasen los años, nuestra piel se mantendrá mucho más joven, por lo que el sexo puede ser la excusa perfecta para seguir viéndonos como adolescentes.