BellezaSalud

Las varices, un fantasma que acecha a todas las mujeres

Muchas mujeres, a determinada edad, comienzan a sufrir el problema de las varices. Las razones son muchas y cada vez se ven en forma más prematura. Los factores más determinantes que la ciencia ha comprobado como causantes de este mal son la predisposición genética, los hábitos poco saludables, el sobrepeso, el sedentarismo y pasar demasiado tiempo de pie.

Las varices son una especie de venas azuladas enredadas que comienzan a sobresalir a través de la piel; si bien no son dolorosas y no causan complicaciones, tienen un gran impacto estético y las mujeres que las padecen suelen sufrir tanto que llegan incluso a no mostrar sus piernas por pudor.

En realidad se trata de venas dilatadas que se manifiestan principalmente en las piernas, pero esto no quita que puedan aparecer en otras partes del cuerpo; estas venas se inflaman por una alteración circulatoria debido a un funcionamiento incorrecto de las válvulas venosas, lo que provoca esos cúmulos sanguíneos en las venas.

Las soluciones para evitarlas o aliviarlas están al alcance de nuestra mano, para ello deberás:

– realizar ejercicio
– cuidar tu alimentación
– mantener un peso adecuado
– evitar pasar demasiado tiempo de pie
– evitar cruzar las piernas por mucho tiempo

En los casos más avanzados, y con causas inevitables, las personas se deben someter a tratamientos de eliminación alternativos o en casos extremos a la cirugía. En todos los casos lo ideal es que consultes con el especialista médico de tu confianza. Y recuerda que sea cual sea el trastorno que padezcas cuanto antes consultes más rápido y sencillo será encontrar la solución.