Relaciones

Las principales causas de las rupturas amorosas

Broken heart

Aunque conozco a personas que han dado por finalizada su relación sentimental por causas de lo más diversas, la mayoría de las rupturas amorosas se producen por acontecimientos concretos que hoy quiero desvelarte, algunos de los cuales son bastante recurrentes en el universo del sexo y el amor.

Una situación de lo más desagradable debido a que el dolor de la ruptura suele ser bastante intenso y profundo para todas nosotras, aunque conocer las principales causas de las rupturas amorosas puede ayudarnos a aprender a cuidar mejor a nuestra pareja, ya que, cuando llevamos algún tiempo junto a ella, muchas olvidamos que, para que el amor no se termine, es vital mimarlo, tener detalles con nuestro chico y valorar la suerte que tenemos al estar con alguien como él.

Terceras personas

Es uno de los principales motivos de las rupturas amorosas, un acontecimiento que no solo tiene lugar cuando uno de los miembros de la pareja se enamora de otra persona y decide acabar con la relación, sino que, en la mayoría de los casos, se produce por engaños que, finalmente, son revelados o descubiertos y terminan con el amor.

Sin planes comunes

En el caso de las parejas jóvenes, muchas de las rupturas amorosas tienen lugar debido a que cada uno de los amantes tiene intereses distintos. De hecho, en la mayoría de ocasiones uno de ellos desea irse a estudiar a otra ciudad o país o toma la decisión de trabajar en otro lugar del mundo, lo que provoca que la otra persona decida no seguirle y, por tanto, terminar con la relación sentimental.

Se acabó el amor

Como te he comentado antes, cuando el amor no se cuida se estropea, se marchita y desaparece. No olvides que la pasión no dura para siempre y que es fundamental tener detalles con la pareja para que el amor no se acabe nunca.

Caracteres muy distintos

Seguro que, al igual que yo, tú también conoces a parejas que han acabado separadas debido a que, aunque se querían con locura, tenían caracteres muy distintos, un problema que, en la mayoría de ocasiones, genera fuertes discusiones que, finalmente, acaban convirtiéndose en la principal causa de muchas rupturas amorosas.