Emprendedoras

Las mujeres y la política (II)

Continuando con el artículo anterior, veremos cuál es el sitio que ocupa hoy la mujer en la política, a nivel global. En la actualidad, en el mundo, con un 48,8 por ciento de parlamentarias elegidas para la Asamblea Nacional, la legislatura de Ruanda, es la que más se aproxima al ideal de una total paridad hombres-mujeres en el Parlamento. Supera incluso a la progresista Suecia, que figura con un 45 por ciento de legisladoras.

La proporción de mujeres en los parlamentos nacionales de todo el planeta se eleva actualmente a un 15,2%, porcentaje que pocas veces había alcanzado antes. Pero esto es poco, debe haber más mujeres en política, es necesario tener ese nuevo enfoque y más esperanza.

Muchos se preguntan si cambiaría la política de haber más mujeres ejerciéndola. Personalmente pienso que quizás las “políticas” prestarían más atención a temas que los hombres pasan por alto, que contribuirían a otro estilo y otra cultura, y que seguro aportarían mayor intuición y emoción. También sostengo que la mujer podría enriquecerla con sus diferentes puntos de vista de los problemas. Quizás no cambiarían el contenido de la política, pero ofrecerían un abanico más amplio de soluciones.

La visión femenina es más social porque las mujeres son, en primer lugar, las madres que cuidan a sus hijos, por eso ven más allá que los hombres. La manera femenina de actuar no contiene tanta agresión directa, se basa más en la comunicación y negociación. La sociedad necesita un cambio, y se puede lograr a través de la participación de las mujeres en la política.

Imagen: fonamupp