Tendencias

Las mujeres huimos de las tiendas abarrotadas

store icon vector illustration

Ahora que las rebajas se han instalado en todo el territorio español, somos muchas las mujeres a las que nos encanta pasear por nuestros comercios favoritos en busca de las mejores gangas, aunque las tiendas abarrotadas no son santo de nuestra devoción.

Y es que, aunque los establecimientos en cuyo interior puede verse a una gran masa buscando sus prendas y complementos favoritos nos atraen muchísimo, un estudio realizado por investigadores estadounidenses de la Universidad de Nueva York y de la Universidad de Pensilvania ha dejado de manifiesto que, a pesar de que tanto a ellas como a ellos les llaman la atención los comercios llenos de gente, los seres humanos tendemos a alejarnos de las tiendas abarrotadas cuando vamos de compras.

Un dato que me ha parecido muy interesante, especialmente ahora que ya están aquí las rebajas debido a que, toda mi vida, he sido muy reacia a entrar en tiendas vacías, aunque, según parece, las tiendas abarrotadas tampoco son cautivadoras para nosotras.

Sí que es cierto que, a la hora de ir de compras, las personas nos paseamos más por los lugares donde se acumulan multitud de compradores. No obstante, al entrar en los comercios donde no cabe ni una aguja nos cuesta mucho trabajo adquirir un producto concreto.

Otro dato muy curioso que también se ha extraído de este estudio es que, cuando vamos de compras y, en lugar de centrarnos en los productos de mayor belleza, como una prenda de moda, un conjunto de lencería o una joya, adquirimos un producto ideal para mejorar nuestra salud (ropa para hacer deporte, barritas energéticas, alimentos sin azúcar, etc.), tenemos la necesidad de combinarlo con algún elemento algo más perjudicial para nuestro organismo, un grupo donde encontramos las golosinas, el chocolate o los ingredientes ricos en grasas, por ejemplo. Interesante, ¿verdad?

  • Pingback: York, una encantadora ciudad inglesa