Relaciones

Las cinco cosas que jamás te diré

 Feminist

Mira, te voy a ser franco. Hace semanas que salimos, y me caes muy simpática, sé que eres buena chica y que tu madre hace las mejores paellas, que tu padre es fanático de la fórmula uno como yo y que tu hermano es del Barça, por lo que tu familia me cae de pelos.

Ahora, en cuanto a ti, y a nuestra relación, debes saber que yo tengo algunas condiciones muy estrictas para estas cosas. En primer lugar, nunca digo la verdad. No es por malo, es que simplemente la honestidad no está en mi naturaleza. En segunda, y como única muestra de verdad que te daré en un largo tiempo, quiero dejarte en claro las cinco cosas que nunca jamás te diré, porque no es mi costumbre. Espero sepas entenderlo.

  1. Jamás te diré que estás linda. Se supone que, si estoy contigo, es porque en el fondo pienso que eres linda, o no eres tan fea como las otras que me han tocado en esta vida, que no son tantas. Además, no pretendas que me fije en tus nuevos peinados o tus aretes, porque no les prestaré atención.
  2. Nunca te diré que te quiero. Otra vez, debes asumirlo como sabido. Estoy contigo, ¿qué más quieres?
  3. No te diré con cuántas estuve. Ya me ha pasado. Preguntan y repreguntan, siempre la misma historia. ¿Cuántas antes de mí? Mira, sinceramente, no lo recuerdo. Pero si lo recordara, no te lo diría, porque empezarás con los celos retroactivos y esas cuestiones de mujeres que tan bien las conozco. Ni lo sueñes.
  4. Nunca, pero nunca, te diré que eres buena en la cama. Eres normal, ni más. Para ser muy buena hace falta un poco más de actitud, y eso casi ninguna lo tiene.
  5. No reconoceré jamás que soy un machista empedernido. Pero, si estás conmigo, es porque tan mal no te ha venido.

Diálogo imagen (uh.edu): “Mira, gatita, me importa un bledo lo que pienses. Si yo digo que soy feminista, ¡por Dios que lo soy!”.