Belleza

Las arrugas en nuestra piel

El proceso de envejecimiento se inicia a los veinticinco años aproximadamente. Es el momento que finalizamos el crecimiento, es el momento en que nuestras células se detienen y comienzan a envejecer.

La ciencia ha buscado por décadas frenar el paso del tiempo. En la actualidad contamos con técnicas no invasivas que ayudan a combatir los síntomas de este proceso.

El resultado del envejecimiento de nuestra piel son las arrugas. Además del  exceso de la exposición al sol, que también acelera su aparición y las hace más evidentes.

Las arrugas, son por un lado, la expresión de una atrofia de la epidermis y por otro, la de una degeneración de la dermis.

Es un proceso que no se puede evitar, pero sí podemos controlar con fotoprotección y tratamientos dermocosméticos, como por ejemplo:

  • las mascarillas,
  • los peelings,
  • dermoabrasiones,
  • mesolifts y rellenos

También nos puede ayudar los tratamientos físicos, como el láser y luz pulsada, entre otros.

Imagen: 2.