Cotilleos

La vida privada de los personajes públicos

Berlusconi criticism

En un post anterior comentábamos un tema muy interesante que se ha planteado en Italia. Una ley propuesta por el Poder Ejecutivo, más precisamente por Berlusconi, pretende regular algunas cosas que se publican. De hecho, se le ha llamado Ley Mordaza, sobretodo por algunos aspectos.

Lo más llamativo es que se pretende que si se publica algo que ofende a una persona, esta puede exigir al medio que se rectifique en las siguientes 48 horas, aún si lo publicado es cierto. De negarse a hacerlo, la multa es enorme.

El punto es entender que es lo que se quiere proteger. Tal vez sea la vida privada de quien se cita en esos casos. El punto es que cuando una persona tiene una actividad pública, su vida privada se ve limitada. Puede gustarle mucho, poco o nada, pero es la realidad. De hecho hasta podemos pensar que no debería ser así, pero así es.

Digamos que es uno de los costos que se asumen cuando se hace una vida pública.

Ofenderse cuando se dice algo que es verdadero, tal cual se habla en esta ley, es más complicado de entender. Porque aquí no estamos hablando de opiniones, no se dice que no se puede adjetivar la conducta de alguien. Se dice que si lo que se cuenta es un relato de la realidad y la persona se ofende por su propia realidad, hay que desmentirse a si mismo.

En lo personal creo que si alguien se ofende por lo que hace y encima exige que se guarde secreto sobre eso, más que una  rectificación de un medio, necesita una buena terapia.