Cotilleos

La solución sueca al problema de la prostitución

pretty blonde

En un post anterior hablábamos de la trata de personas, tema completamente ligado al problema de la prostitución. Sin embargo hay países que han conseguido un encare sumamente eficiente, con resultados excelentes  y que vale la pena conocer. Tal vez el caso más emblemático sea el de Suecia. Veamos más a fondo de que se trata su legislación.

El primer punto clave de su encare es considerar la prostitución como una forma de violencia contra la mujer. Desde un punto de vista es insuperable la prostitución de otros delitos que vienen asociados, como son el tráfico de drogas, la explotación de menores y por supuesto, la trata de personas. La libertad de elección de una mujer en esas condiciones, es entre limitada y nula. Por todos esos motivos se ha considerado el problema como algo clave a solucionar.

Pero si la prostitución es una forma de violencia, la prostituta es la víctima de esa violencia, por lo que no puede ser penalizada. Si lo debe ser quien ejerce esa violencia, por lo tanto la pena tiene que recaer sobre el cliente-comprador de ese servicio.

La legislación al respecto ha determinado que es legal vender servicios sexuales, pero es ilegal comprarlos. Se penaliza al cliente-comprador en lugar de penalizar a la prostituta. Dos puntos a destacar: el parlamento que ha aprobado esta ley tenía una mayoría de mujeres. El segundo punto es que los resultados si bien no fueron inmediatos, fueron muy evidentes en uno o dos años.

En un post siguiente veremos esos resultados.