Sex and Life

La sexualidad y los olores

Las mujeres y los hombres tenemos ciertas diferencias que son justamente las que nos unen, entre ellas la menos hablada a la hora de tocar temas referentes al amor, la seducción y la sexualidad, son los olores. Los olores juegan un papel fundamental al momento de la sensualidad, ya que nuestros cuerpos emanan diferentes aromas que provocan en el otro ese deseo que muchas veces desconocemos de donde proviene.

Una compañía realizó un estudio sobre este tema de los olores para determinar a qué huelen los hombres y las mujeres y los motivos de esos aromas. El estudio arrojó que el sudor de las mujeres se asemeja al olor de las cebollas, y su origen está en las emanaciones de azufre que despide la mujer con su sudor. En tanto que el del hombre se parece más al olor a queso, porque ellos segregan un ácido que provoca este tipo de aromas.

Aunque esto se pueda demostrar en una gran cantidad de personas siempre hay algunas variables que pueden modificarlo, una de ellas es la alimentación y otra muy importante son los genes de cada persona, con lo que este estudio podría arrojar diferentes resultados en otros países debido a la cultura alimenticia y a la carga genética de los estudiados.

Lo realmente importante de todo esto es que, si lo leemos así puede sonar hasta desagradable, pero lo cierto es que estos aromas son los que hacen que nuestro cerebro descifre el código del aroma del otro sexo y despierte en nosotros un deseo relacionado directamente con la compatibilidad sexual, emocional y hasta sentimental. Actuando como el más potente de todos los afrodisíacos conocidos.