Cotilleos

La salud de Antonio Gala

Antonio Gala, sin duda alguna uno de los mejores dramaturgos y ensayistas españoles, ha anunciado ayer en su columna de El Mundo, que tiene cáncer. Con total sencillez y franqueza ha hecho el anuncio, sin agregar detalles innecesarios. Simplemente ha comunicado que tiene que enfrentar esta batalla, a la que ha descripto de esta forma: “Las nuevas experiencias me llegan tarde. Trataré, con todo, de defraudar a la muerte una vez más: la última”.

Lo lógico en estos casos es destacar la obra de Gala. Su Premio Nacional de Literatura en 1992 por Los buenos días perdidos, sus obras más destacadas como Los papeles de agua, Cuaderno de la dama de otoño, La soledad sonora o Charlas con Troylo.

Sin embargo, además de todo esto me interesa destacar otros aspectos. Su forma simple y clara de comunicar algo que es personal pero muy importante, como es su enfermedad. Con dignidad y sin misterios, no hay eufemismos, cuando quiere decir cáncer dice cáncer.

Pues desde aquí, como desde toda España deseamos que defraude a la muerte, como se lo ha propuesto.

Imagen: elpais.com