Cotilleos

La publicidad en Facebook apunta a donde más te duele

la-publicidad-en-facebook-apunta-a-donde-mas-te-duele

Sin duda Facebook es una de las redes sociales con más peso que existe hoy por hoy. A medida que el sitio se va expandiendo y creciendo, también se van incrementando los opositores, que caen con duras críticas hacia esta red.

Recientemente se publicó un artículo en WashingtonPost donde la columnista, indignada, explicaba que Facebook le había recomendado bajar unos kilos. ¿Cómo?

Pues la asidua y un tanto molesta publicidad que polula en Facebook está creada según el perfil de cada usuario. Esto no es ninguna novedad; en los canales infantiles se publicitan juguetes y en los de mujeres, cosméticos.

Sin embargo, Facebook es un tanto más personal, tiene más datos concretos sobre nuestra (¿vulnerable?) persona: nacionalidad, edad, sexo, nuestros contactos e infinidad de etcéteras.

Así ésta periodista, que había indicado en la página que estaba a pocos días de casarse, al iniciar sesión se encontró con un aviso poco sutil: “¿Muffin Top?”, algo así como “rollitos” o “flotadores”, acompañado de una imagen descriptiva y la leyenda de “lee y aprende como puedes reducir tu cintura”.

Es curioso que bastaron los datos de una próxima fecha de casamiento y que en el perfil figure como mujer para que enseguida se accione este aviso, que se traduce en: “¿Quieres ser una novia gorda?”.

Lejos del accionar de cada uno, hay que tener en cuenta que gran parte de los usuarios de Facebook son jóvenes, y muchos inclusive adolescentes con inseguridades y complejos propios de la edad. Ver avisos de este tipo, aclarándote que no eres perfecto (y que claro, deberías serlo) pueden llegar a ser un golpe directo a la autoestima.

La columnista además, decidió “reportar un problema”, y contar su apreciación sobre este peculiar aviso. Enseguida recibió un mensaje de respuesta automático asegurando que tomarían la acción apropiada. Luego de varios días, sigue topándose a diario con un cartel que alegremente le recuerda lo imperfecta que es. Así da gusto iniciar sesión.