CotilleosMamás

La pobreza infantil en España

Los últimos datos nos muestran que en nuestro país la pobreza infantil es cada vez más alta y obviamente es compatible con la marcha de nuestra economía. Cuando una economía no funciona, más allá de los datos macroeconómicos y todas las cifras que podamos analizar, hay dos sectores que los sufren más y son los dos extremos de la vida: niños y ancianos.

Si pensamos en los niños, las consecuencias de la pobreza infantil se arrastran por muchos años. Hay dos aspectos que no perdonan: salud y educación.

Un niño pobre tiene menor acceso a una buena salud. Esto no quiere decir solamente a que es menos probable que reciba la atención necesaria si se enferma. Una incorrecta alimentación en la infancia tiene graves consecuencias a futuro.

El acceso a una buena educación también se limita. Para poder aprender no basta con ir al colegio. Un niño que vive en condiciones inadecuadas tendrá mayores dificultades de aprendizaje.

Este es el principal problema que tiene nuestro país al día de hoy: los niños.