Cotilleos

La nueva figura de Demi Moore

Demi Moore

La reconocida actriz, que siempre se destacó por su figura esbelta y sin ningún kilo de más, ha aumentado seis en las últimas semanas, aunque lejos de preocuparse, dice sentirse más satisfecha que nunca con su cuerpo. Recientemente, su hija mayor había tenido serios trastornos alimenticios, que según allegados a Moore le habrían hecho replantearse su pensamiento acerca de la salud.

La prensa norteamericana ha recibido de muy buena forma este cambio no sólo físico sino también psicológico de la actriz, que ahora se conforma con comer sin excesos aunque de todo, y una buena base de ejercicios semanales para sentirse en forma, y no depende ya de las cirugías a las que se sometió sistemáticamente en el pasado para mejorar su apariencia física.

De hecho, la publicación norteamericana The Enquirer, informó en las últimas semanas acerca de los graves problemas que estaba teniendo la primogénita de Demi Moore, Rumer, quien pasaba por una crisis alimenticia que la acercó incluso a tener que recibir tratamiento médico especializado al respecto.

Demi se siente hermosa, encontró un perfecto equilibrio y está feliz de estar un poco más gordita. Ella quiere que sus hijas acepten que la belleza viene en todos los tamaños” aseguró un allegado a la actriz a la anteriormente mencionada revista. A quien también parece haberle caído bien este cambio físico de Moore es a su esposo, el actor Ashton Kutcher, 15 más joven que ella, y quien aseguró sentirse ahora mucho más atraído por su pareja.