Cotilleos

La navidad que no quiero

View of the international airport of Athens, Greece, with check-

Son cientos las personas en el aeropuerto en Madrid, a la espera de una solución para poder trasladarse a pasar Navidad con sus seres queridos en otros países, sobre todo de América Latina.

Todos sabemos ya que la empresa Air Comet, los ha dejado varados, la única esperanza para muchos de ellos es la posibilidad de poder se elegido para viajar en algunos de los vuelos especiales que se destinarán para ello. Eso sí: no alcanza para todos, convirtiendo el hecho en una “cuestión de suerte” lo que genera  una crisis importante entre los usuarios.

Para colmo, las declaraciones nada felices de su presidente, el señor Díaz Ferran cuando dice “no hubiese elegido a Air Comet para volar a ningún sitio” argumentando que desde hace ocho meses la empresa viene incumpliendo los pagos de la nómina y demás, y que era de opinión pública. No es de ninguna manera un justificativo para dejar a los pasajeros a la buena de Dios. En todo caso, lo correcto hubiera sido no vender los pasajes a sabiendas que no se podría cumplir con el contrato.

Como siempre pasa en estos casos, la confusión es lo que reina, nadie se hace responsable y reparten culpas entre los inversores, los bancos y la justicia. Mientras tanto un importante número de empleados y pasajeros estarán pasando la Navidad que menos quisieran pasar. Seguramente los primeros, sin poder cobrar sus salarios y para peor sin saber cual será el futuro de la empresa.

Sin dudas lo que tiene que funcionar mejor son los controles estatales, los organismos que dejan que estas cosas pasen y no actúan a tiempo, el estado debe velar por los derechos y obligaciones de todos, ciudadanos y empresarios.

 

  • Pingback: Gastronomía en París en el Sena » Blog Lujo

  • Pingback: Gastronomía en París por el Sena » Blog Lujo