Cotilleos

La Monumental de Barcelona ha despedido los toros

Plaza de toros Monumental. Barcelona

Finalmente, luego de muchas idas y venidas que han llevado varios años, ha tenido lugar la última corrida de toros en la Monumental de Barcelona. Emotivo, conmovedor, triste… todo eso es lo que se ha vivido como espectáculo en esta última corrida.

Una tradición que se consideraba inamovible, ha terminado. Nada en esta vida ni este mundo es inmutable  y este es un muy buen ejemplo.

Para quienes lo viven con dolor, es algo que comprenderán con el tiempo. Porque si bien es verdad buena parte de lo que dicen los defensores de la tauromaquia, en cuanto a la importancia de las tradiciones, cuando una tradición es negativa, mejor que termine.

Es cierto que hay además otros actos de crueldad, pues a por ellos. No es que si permitimos estos permitimos lo otro. Ni lo uno ni lo otro. Sin embargo es un hecho que hay que darle tiempo a mucha gente para que de verdad comprenda que no tenía sentido alguno torturar un animal de esta forma.