Salud

La llegada del calor y la nutrición

Es importante mantener durante todo el año una alimentación balanceada, pero con la llegada del calor hay que considerar otros aspectos para poder mantener una adecuada hidratación y nutrición.

Las altas temperaturas nos obligan a consumir mayor cantidad de líquidos para sentirnos más frescos y evitar la deshidratación, sin duda la mejor opción es el agua o jugos de frutas naturales.

En relación a las comidas debemos buscar preferentemente que sea algo fresco, como por ejemplo los vegetales crudos en ensaladas o frutas frescas, obteniendo de ellos vitaminas y minerales.

En esta época podemos encontrar mayor variedad de estos alimentos, lo que nos facilitará las preparaciones y combinaciones más novedosas que podamos elaborar. La energía la podemos encontrar en distintos alimentos en forma de nutrientes.

Es indispensable beber mucho líquido. Nuestro organismo debe estar correctamente hidratado para poder realizar ejercicio físico. Debemos beber 500 ml de líquido dos horas antes del ejercicio. La sed durante el ejercicio, es considerada un mal indicador del estado de hidratación corporal.

Imagen: keetsa