Cotilleos

La inimputabilidad del terrorista noruego

Los atentados ocurridos la semana pasada en Noruega han conmovido  y con razón, al mundo entero. Es muy difícil comprender que es lo que ha ocurrido pero ya pasados unos días, la justicia intenta llegar al fondo del asunto. El abogado de Anders Behring Breivik, el confeso autor de los atentados, ha dicho que su defendido es un demente y por lo tanto, inimputable.

En primer lugar hay que destacar que aún no se han hecho las pericias, por lo que es aventurado decir algo sobre su inimputabilidad. Veamos a grandes rasgos que es lo que puede determinar una pericia siquiátrica en una situación como esta.

Un primer escenario es concluir que este señor es normal y sano. Es lo menos probable, porque difícilmente alguien sano se dedique a hacer esto. En este caso, tiene que responder ante la justicia.

La segunda opción es que se determine que tiene una serie de problemas mentales, tal vez muy serios, pero que al momento de hacer lo que hizo, comprendía perfectamente lo que estaba ocurriendo. Mataba personas y entendía que quiere decir eso. Pues esta es lo opción más probable  y en este caso también tiene que responder ante la justica como cualquier otra persona.

La última opción es que se determine que tiene una enfermedad mental seria que en el momento que ocurrieron los hechos no le permitía comprender la realidad. De ser así, es inimputable, no responde ante la justicia pero se le ordena tratamiento, seguramente con internación muy prolongada o de por vida.

Demostrar esta última hipótesis no es fácil ya que hay que demostrar primero la enfermedad mental seria y grave, pero que además en el momento tenía que producir que él no comprendiera lo que hacía.

Imagen: elporvenir.com.mx