Salud

La importancia de ser donante de medula ósea (V)

Hemos visto en post anteriores algunas formas de colaborar con quien necesita un trasplante de medula ósea para seguir viviendo. Solo se requiere tener entre 18 y 55 años y ser sano. El riesgo es prácticamente nulo, ya que se limita al riesgo anestésico en caso de donar medula ósea y nulo para cuando se donan precursores sanguíneos. No hay secuelas, ya que el propio cuerpo repone lo donado en un plazo breve.

Otra forma es la donación de sangre de cordón umbilical. No en todas las maternidades se hace este procedimiento porque requiere de cierta especialización, pero es muy importante consultar en caso de querer hacerlo. Obviamente que esto no tiene ninguna clase de riesgo ni para la madre ni para el bebe.

Como vemos, las formas de ayudar son muchas y son muy simples. La recompensa por hacerlo es la tremenda satisfacción de salvar una vida.

Es importante remitirse a su centro medico de referencia, en cualquier país del mundo, para poder formalizar la donación.

Imagen: donacion.organos.ua.es