Salud

La historia de los perfumes

La Historia De Los Perfumes

Todas disfrutamos de un buen perfume y seguramente tendrás alguno de cabecera que te puede poner de buen humor. Ya hemos visto que las sensaciones que podemos sentir son mezcladas, donde se unen conceptos de misterio, lujo, belleza, sensualidad.

Estas fragancias que tanto bien nos hacen, durante siglos fueron un objeto raro y extremadamente costoso, símbolo de poder y riqueza. Tanto es así que su valor generó disturbios por casi doscientos años, época que se conoció como la “Guerra de las Especias”.

Para producir un gramo de esencia de jazmín, por ejemplo, se necesitaban unas 5.000 flores recogidas a mano entre las 3 y 4, por más exagerado que suene. El iris blanco, que es una flor que se encuentra presente en infinidad de perfumes, y es un bulbo, debe ser deshidratado durante 4 años antes de poder ser utilizado.

Actualmente el perfume es una combinación de olores naturales y sintéticos, procesados en alcohol. Su fabricación se basa fundamentalmente, en materias primas como las flores, las hojas o frutos, las raíces, las madres y algunos aceites animales, entre otros.

En materia de perfumes también hay modas; por ejemplo, recientemente salió el auge de las fragancias con sabor a chocolate y otros dulces, dejando un poco de lado a otras flores.

Ha perdido casi todo su valor religioso para transformarse en una costumbre que forma parte de la higiene personal. Hoy por hoy, el perfume representa una manera de vivir, una moda, y destaca el estilo inconfundible de cada persona.

Imagen: Elcomercio