Salud

La halitosis un mal que nos preocupa a todas

En cierta ocasión conocí a una persona que en medio de una charla dijo una especie de refrán que me hizo mucha gracia, pero que encierra una gran verdad; el mismo decía: la soberbia es como el mal aliento, todos se dan cuenta menos el que la tiene. Y aunque sea una simple metáfora es tan cierto que hasta nos preocupa, por sobre todo en el caso de la soberbia, pero por qué no decirlo también en el del mal aliento. Una no puede dejar de pensar ante una frase así si alguna vez habrá pasado por un momento tan terrible de tener mal aliento y no advertirlo en tanto lo padecían quienes la rodeaban.

En ese caso hoy te dejamos 4 claves para combatir el mal aliento; si acaso ya descubriste que lo padeces, y si no fuera así se trata de consejos que nunca están de más y que te ayudarán a prevenirlo.

1- Limpia tu boca: la limpieza de tu boca no se limita a tus dientes y mucho menos a realizarla una vez al día. Lo correcto es cepillar bien tus dientes después de cada comida, durante 3 minutos; y a la noche completar con hilo dental o un cepillo interdental y un raspador de lengua.

2- Controla tu nariz: si estás resfriado o los resfriados se repiten de manera poco normal seguramente hay una infección bastante severa en tus senos paranasales y esto suele despedir un feo olor; una forma de solucionarlo es hacer vahos con eucalipto o utilizando 8 gotas de aceite esencial de ciprés. Además toma te de flor de malva cuatro veces al día y por la noche un te de raíz de genciana seca con miel.

3- No comas en exceso: las comilonas suelen provocar halitosis, por eso no te pases de los límites, ni mezcles almidones con proteínas. Además de postre escoge preferentemente frutas y alguna infusión de menta, anís estrellado o jengibre.

4- Cuida tu hígado: si notas que al despertar tienes un sabor amargo en tu boca es que tu cuerpo está pidiendo eliminar toxinas, para eso consume verduras cocidas o crudas durante dos días y toma infusiones de decocción de albahaca.