Cotilleos

La explotación de los inmigrantes ilegales (II)

En un post anterior hablábamos de la enorme vulnerabilidad de los inmigrantes ilegales. Su situación tan frágil los coloca en una posición donde personas inescrupulosas pueden sacar todo tipo de ventajas. Un primer ejemplo es en el salario, el cual se ve reducido significativamente frente al de un ciudadano legal.

En la vivienda las cosas no son para nada mejores. En nuestro blogpisos.com venimos hablando de los pisos patera. Se trata de pisos donde conviven muchísimas personas, en muy malas condiciones sanitarias.

Los precios que se pagan son especialmente altos, si tomamos en cuenta las condiciones. Por un lugar en una habitación compartida, en un piso con 20 personas y un solo baño, se puede pagar 200 euros.

Si ni para eso alcanza, existen las “camas calientes”. Aquí la persona alquila una cama diariamente pero por 8 o 12 horas. Luego, en esa misma cama viene otra persona. Esto puede costar unos 100 euros mensuales.

Es fácil hacer la cuenta para constatar cuanto ganan quienes explotan esta situación.

Imagen: elpais.com