Salud

La dura batalla contra las grasas

Cuidar nuestra figura y también evitar subir de peso es nuestra lucha constante. Un excelente paso a dar son realizar pequeños cambios en los hábitos a la hora de comer para poder obtener muy buenos resultados.

Debemos tener en cuenta algunos detalles para hacer posible que nuestras comidas sean más saludables y evitar grasas innecesarias.

Te proponemos algunos consejos:

  • tus sándwiches deben ser verdesMiddle aged cook woman holding a vegetal sandwich over black bac

Para humedecer el pan de tu sándwich generalmente utilizamos la mayonesa, intenta cambiarla por palta. Según investigaciones recientes se ha descubierto que contiene fotoquímicos que ayudan a prevenir el cáncer en la boca, además, tienen grasa de la buena, monosaturada, que nos ayuda a controlar el colesterol.

  • utilizar el aceite con discreción

Evitar el bañar la comida con aceite de oliva o aceite light. En general las variedades de light de estos productos cuentan con menos antioxidantes que los aceites de calidad extra-virgen. El aceite extra-virgen de buena calidad debe tener un aroma a fruta y un poco amargo que te deja una sensación de calor en la garganta.

  • Sándwiches para el almuerzo

En los almuerzos fuera de casa, lo más típico que comemos son los sándwiches. Veamos una lista en orden decreciente de posibilidades para que sea lo más saludable posible:

  1. Pollo y pavo.
  2. Bife o cuadril.
  3. Algunos cortes de fiambres o jamón. Los fiambres procesados como salame primavera y sus asociados.
  • Lo primero es el agua

Es importante beber dos vasos de agua antes de cada comida. Es una buena ayuda para sentir menos hambre a la hora de comer. Además nos ayuda a mantenernos hidratadas y probablemente te ayude a disminuir la cantidad de comida que consumas, por lo cual indirectamente colaborará con la pérdida de peso también.

  • Apostemos por las mitades

Depositphotos_17184485_mEsta es una regla muy simple que es muy útil cuando tenemos una fiesta, cumpleaños, en la cual hay una mesa buffet muy tentadora. Utiliza el plato más pequeño, el de postre, o simplemente utiliza la mitad de tu plato con vegetales y con fruta y el resto con iguales cantidades de granos enteros además de otras fibras.

  • Prefiere el té

Entre los pasos para cambiar por  hábitos saludables es el té frío. En un restaurante cuando el mozo te pregunte qué quieres beber, debes optar por un té frío, natural, o simplemente té sin azúcar.

Vas a disminuir notoriamente la cantidad de calorías y vas a ganar una buena dosis de antioxidantes cruciales para que tu cuerpo se defienda ante las enfermedades del corazón, el cáncer e incluso las arrugas. Algunas investigaciones demuestran que algunos tés negros proveen más flavonoides que una porción de brócoli o de zanahorias.

  • Elimina los alimentos de riesgo

Debes hacer una buena limpieza de la heladera y de la despensa, no debes tener a mano los alimentos ricos en grasa y azúcar. En esta búsqueda por cambiar los hábitos debes incluir este paso. Puedes tener a mano una buena variedad de frutas y también algún postre light para los momentos más difíciles.