Belleza

La cirugía de párpados

Refrescar la mirada y lucir más joven es posible gracias a la blefaroplastia, una práctica sencilla y rápida.

Alrededor de los ojos es una de las primeras zonas de la cara en la que aparecen signos de envejecimiento. Al igual que las antiestéticas bolsitas como los párpados superiores caídos, se pueden corregir con una simple y sencilla cirugía estética conocida como blefaroplastia.

Esta cirugía suele refrescar el aspecto de nuestro rostro y ayuda a luzca varios años más joven. Al eliminar el exceso de piel y las bolsas bajo los párpados ayudará a mejorar el aspecto de ojos cansados y caídos.

Por su sencillez y eficacia, esta cirugía está indicada para la mayoría de los pacientes. La mayoría de las personas que se somete a esta práctica supera los 35 años, pero también para los pacientes que heredaron párpados caídos es una excelente opción a una edad más temprana.

Los beneficios son:

Mejora el aspecto general de los ojos: logra que luzcan más jóvenes y la mirada resulte mucho más atenta. Y como una consecuencia casi lógica, también ayuda a aumentar la autoestima y la confianza en la propia apariencia.

En los párpados inferiores mejora las líneas y las arrugas finas.

La blefaroplastia es una cirugía muy común tanto para hombres y mujeres. Es común que se realice junto con otros tratamientos para corregir también las patas de gallo.

Debes seguir cuidadosamente las instrucciones del médico y la cirugía estética de párpados puede ser un procedimiento verdaderamente exitoso y gratificante con resultados duraderos y muy satisfactorios.

Recuerda tener en cuenta que el profesional indicado para llevarla a cabo es el cirujano plástico oftalmólogo, que debe contar con la certificación de oftamología.