Salud

La cena perfecta para dormir mejor

Ensalada verde

Con la llegada del calor, el estrés acumulado durante todo el año antes de poder disfrutar de las vacaciones, y los malos hábitos, muchas personas no consiguen conciliar el sueño en esta época del año. Una forma muy efectiva para descansar como es debido es recurrir a la cena perfecta para dormir mejor. ¿Quieres conocer de qué ingredientes está compuesta?

Durante la cena es importante introducir  alimentos que nos ayuden a relajarnos después de todo un día de estrés, y que al mismo tiempo sean ligeros para favorecer una digestión menos pesada. Recurre a alimentos que sean poco calóricos, con menos grasa, con una proteína de calidad y la cantidad justa de hidratos de carbono que consumiremos durante la noche, porque mientras dormimos también estamos quemando calorías.

Existen algunos micronutrientes -vitaminas y minerales- que ayudan a que nuestro cuerpo se relaje antes de irnos a dormir, y por esta razón, vamos a escoger alimentos para nuestra cena ricos en estas sustancias especiales.

A cenar y a descansar:

De primero: Tómate una buena y fresquita ensalada con muchas hojas verdes (espinacas, acelgas o lechuga). Las verduras de hoja verde son ricas en Magnesio, que ayuda a relajar los músculos, y entre ellos al corazón, controlando las palpitaciones, y haciendo que descansemos mejor.

Como plato principal: Escoge una proteína que sea muy ligera y fácil de digerir. Puedes elegir entre pescado blanco a la plancha, pavo, pollo, o tortilla. Acompáñalo con una pequeña ración de hidratos de carbono, por ejemplo, pan, pasta, arroz, etc., pero siempre controlando la ración que añades en el plato.

- De postre: En verano no hay nada mejor que tomar una rica fruta fresca de postre, ahora que tienes tantas opciones entre las que elegir. Si quieres, puedes alternar con yogures bajos en grasa. Mejor evita los helados, que son más difíciles de digerir por su elevada cantidad en grasa.

- Antes de ir a la cama: Si te apetece, puedes tomar una infusión relajante de melisa, tila, valeriana, espino blanco, etc., y añade una cucharadita de miel.