Salud

La cafeína en la mujer

La Cafeina En La Mujer

Los alimentos y bebidas que contienen cafeína (en diferentes proporciones) si se ingieren en dosis moderadas los efectos colaterales han de ser mínimos. El consumo de la cafeína puede hallarse en líquidos, semillas, frutos, granos u otros alimentos por lo que la concentración de ésta varía de acuerdo al producto, proceso de elaboración y a la porción que se coma o se beba.

En ciertos casos la cafeína actúa como estimulante cardíaco y nervioso. Debes tener en cuenta que no se concentra a medida que la ingieres sino que la vas eliminando como otros alimentos u líquidos.  La reacción física frente a este agente es diferente en cada persona e incluso puede ir modificándose con la edad y también puede suceder (me incluyo en este target) que aquellas personas que asiduamente consumen altas dosis de cafeína por el medio que sea en su cuerpo no repercuta del mismo modo que las que ingieren de vez en cuando.

En algunos casos puede ser un medio para eliminar líquidos (llámese diuréticos) pero ¡CUIDADO ! porque a medida que la mujer crece en edad cronológica la incontinencia es mayor, se recomienda que las mujeres que están cursando un embarazo traten de tomar lo mínimo que es una taza diaria (si su antojo se lo requiere, darse ese gusto) sino que se abstenga. El alto consumo repercute en las mamas: hinchazón, molestias y afectar la parte ósea de tu cuerpo produciendo “oxidaciones” internas que a posteriori dificultarán tus movimientos.

Un taza de café en casa antes de salir al trabajo, una/s infusión/es en la oficina o un capuchino o submarino en un after hour con tus amistades es un placer, cuando el consumo (de la manera que sea) es alto produce afecciones variadas incluídas las cardíacas, la celulitis, insomnio, alteraciones nerviosas, inquietud y aceleración en tus quehaceres. Atención, una buena noticia  …. una dosis diaria a la mañana de cafeína (una taza de café, un té verde, una soda etc) actúa de protección frente a la pérdida gradual de memoria y puede combatir los efectos del colesterol vinculados al Mal de Alzheimer.

Imagen: Agebe