Salud

La bulimia y su hermana gemela: la anorexia

Para finalizar con esta serie de posts en los que hemos estado hablando del trastorno alimenticio que mayor estrago está haciendo en las mujeres del mundo entero, esto es, la bulimia; hoy veremos a la que se podría llamar su hermana gemela: la anorexia.

Si bien ambas enfermedades están fuertemente unidas por los mismos trastornos y desordenes alimenticios, y por la extrema dificultad de visualizarse tal cual son físicamente, ya que todas las enfermas siguen viéndose obesas a pesar de haber perdido tanto peso que, algunas, están al borde incluso de la muerte. Ambos trastornos tienen conductas enfocadas hacia un mismo fin, con lo que finalmente terminan siendo aliadas, la mayoría de las pacientes bulímicas acaban por caer también en las redes de la anorexia, y viceversa.

Esta conexión tan fuerte entre una y otra hace que muchos especialistas las traten prácticamente como patologías relacionadas, con la salvedad de algunos criterios en el diagnóstico que delimitan los síntomas de cada una de estas enfermedades. Aunque debemos decir que en ambas se detectan síntomas como la depresión, ansiedad, retraimiento social, baja concentración, etc.

La gran diferencia entre ambas está en el método que se utiliza para librarse de la culpa por comer, en la bulimia como vimos anteriormente los métodos son de purga, ya sea a través de medicamentos como laxantes y diuréticos o a través del vómito; en cambio en la anorexia directamente se llega a la no ingesta de alimentos. Todos los casos son curables siempre y cuando la persona afectada se comprometa con el tratamiento y que este sea diagnosticado rápida y adecuadamente.