Cotilleos

Justin Bieber recibe una paliza… fotográfica

in the Press Room of the 2010 American Music Awards

El deseo se cumplió para muchos: ver a Justin Bieber golpeado, lleno de moratones, magulladuras, heridas y sangre en su rostro y cuerpo. Quienes detestan a este pequeño ídolo pop pueden regocijarse, aunque no demasiado porque las imágenes que acompañan a esta artículo no son más que una producción fotográfica.

Justin Bieber despierta tanto pasiones como odios. Pasiones en millones de adolescentes que lo siguen a través de Twitter, Facebook, en sus presentaciones, conferencias de prensa y conciertos. Odios en quienes no lo pueden ni ver en la televisión y quieren lo peor para él. Estos segundos deben haberse sorprendido (tal vez gratamente) al ver la portada de la revista Complex, en su edición especial por sus diez años: en ella se ve a Justin Bieber tras las consecuencias de una paliza.

La paliza en cuestión nunca sucedió: se trata de una producción fotográfica que hizo la publicación y que de momento se puede ver en la página web de la revista (el número en papel saldrá a la venta el 26 de marzo). Lo curioso es que las fotos que le hicieron a Bieber parecen condensar los dos sentimientos que despierta en la gente: el odio, evidenciado en los golpes que deja ver su rostro y su cuerpo, y el seguimiento incondicional por el ídolo, reflejado en el hecho de que pese a estar completamente golpeado, Bieber viste un elegante traje, con pajarita y todo.

Los detractores pueden alegrarse, al menos en fotos han visto a este joven canadiense después de unos buenos golpes. Las fans pueden estar tranquilas: es todo un montaje.