Relaciones

José Bretón y la simulación

fire

Desde octubre del año pasado, cuando desaparecen los niños José y Ruth mientras pasaban unas horas con su padre, toda España está pendiente del tema. No es para menos, las contradicciones de las declaraciones del padre, la pésima relación que mantenía con la madre de los niños  y el tiempo que transcurría sin novedades a todos nos ha hecho pensar en lo peor. Una sospechosa hoguera en Las Quemadillas, lugar en que se encontraban los niños, levantó dudas desde un principio. Un primer peritaje descarta la presencia de huesos humanos, pero un segundo y un tercero confirman la existencia en esa hoguera de restos de al menos un niño.

Bretón el culpable

Los problemas y contradicciones entre peritajes son un asunto para nada menor, pero que discutiremos en otro post. El asunto que me interesa es la actitud del padre, que ha ido variando por momentos. En declaraciones hechas por un comisario, por momentos Bretón se muestra inconexo con la realidad.

Simulación de enfermedad mental

Esto parece ser un clásico ejemplo de simulación. Simular una enfermedad mental es un recurso que muchos delincuentes usan, pero que no es tan simple como parece. Un enfermo mental que comete un delito, alguien que vive en una realidad diferente muy raramente, por no decir nunca, hace algo para intentar ocultar el delito. Simplemente no lo hace porque no percibe haberlo hecho o no percibe que lo que hizo es malo. No es el caso de un señor que lleva meses ocultando información, un día se hace el enfermo mental y otro no.

Horrible caso que esperemos se resuelva pronto.