Cotilleos

Jennifer Aniston llevó cresta en su adolescencia

¿Te gustaría lucir una melena tan brillante como la de Jennifer Aniston?

Todos, absolutamente todos, hacemos algunas locuras durante la adolescencia y cuando digo “todos” eso incluye a las celebrities. Fíjense si no en el caso de Jennifer Aniston que reconoció que durante sus años de efervescencia hormonal decidió cortarse el pelo dejándose una cresta.

Actualmente es común ver a adolescentes con vestuarios llamativos, piercings, algún accesorio de moda extravagante y hasta con algún piercing. Si creen que eso es excentricidad es porque no la conocieron a Jennifer Aniston durante su juventud. La blonda actriz, toda un referente de belleza en el mundo de Hollywood, reconoció que cuando era adolescente se le dio por rebelarse contra su madre (¡que original!) y lo hizo con un look bastante llamativo: rapándose la cabeza y dejándose una cresta.

Pero eso no es todo, porque según comenta ella el look no se limitaba solamente al llamativo corte de pelo, sino también a todo un vestuario que le daba un cierto aura gótico. Lo más curioso de todo esto es que según ella, su intento de rebeldía no respondía a otra cosa más que a un intento por reconciliar a sus padres que estaban separados desde que ella era muy joven. ¡Desconocemos si la estrategia tuvo el efecto deseado!

Ahora bien, habiendo tantas formas de llamar la atención de un par de padres separados, a la Aniston se le ocurrió esto. ¿Por qué? Haciendo cálculos llegamos a una explicación más que razonbale: ¡los ochenta! Jen nació en 1969 y entró en la alocada década con 11 añitos, es decir que vivió su adolescencia entre bandas de pop de un solo éxito, arcáicos videojuegos y películas de ciencia ficción ciberpunk.