Tendencias

Ideas para reciclar una blusa

Solitude

La ropa pasa de moda. Seguro que hace unos meses te compraste una prenda de vestir que pensabas que te pondrías durante todo el año, pero contra lo previsto, han pasado unas semanas y ya has decidido desecharla por cualquier razón. No sean tan rápida y no la tires ya a la basura, porque hay unas ideas que te ayudarán a reciclar esa blusa vieja que ya no te atrae.

Las blusas por lo general suelen ser largas. Quizá lo que te haya desencantado sea la largura de la camiseta, ya que tú lo que quieres es mostrar caderas. Pues bien, coge la blusa, ponla encima de una superficie lo suficientemente dura. Coge un lápiz y haz una línea por donde pienses cortarla. Acto seguido, lo único que has de hacer es coger las tijeras y pegarle el corte a la camiseta.

Como seguro que con el corte se habrán quedado unos hilos sueltos, lo que tienes que hacer es coger otro tipo de tela y coserla encima a modo de cierre, como si de un retal se tratase. Ya verás qué bien que queda.

Otra opción que te queremos plantear es que le cambies el color a la blusa. Quizá lo que ha dejado de gustarte es el color de la prenda de vestir. Puede que ya no te pegue con el resto de la ropa que tengas y prefieras ponerle un color nuevo a la blusa. Si es así, compra un tinte de ropa y sigue las indicaciones para cambiarle el color a esa blusa. Lucirá como nueva. Y con muy poco dinero de por medio.

Por otro lado, no tienes por qué cortar recta tu nueva camiseta. También puedes darle otra forma que quede bien. Una idea sería cortarla por delante más corta y dejar que por detrás cayera sobre la espalda. ¿Te animas?