Mamás

Ideas para decorar un cuarto infantil

cuarto infantil

La decoración del cuarto del bebé, para una madre, es algo muy especial. En este momento, la futura mamá se empieza a dar cuenta de que muy, pronto compartirá tiempo en ese espacio con su bebé.

Este dormitorio será el que acogerá al niño en sus primeros años de vida, por lo menos, hasta que la cuna se cambie por una cama infantil.

El cuarto del bebé se elige según los gustos y las preferencias de los padres y, teniendo muy en cuenta la creación de un espacio agradable, que favorezca el sueño, pero también muy práctico.

Ideas para decorar un cuarto infantil

Los bebés se convierten pronto – para una madre, quizás demasiado rápido – en niños, entre los 30 y los 36 meses se produce el cambio de cuna a cama, lo que puede significar también una adaptación del cuarto atendiendo a las nuevas necesidades del niño, que ahora camina y juega en su cuarto, y que muy pronto empezará a tener deberes del colegio.

En este momento, en niño o niña ya tiene gustos y opiniones que tiene que tenerse en cuenta a la hora de planificar la decoración, y en Belandsoph se pueden encontrar interesantes propuestas.

Los “básicos”

A la hora de comprar una cuna, se puede pensar en una transformable, de esta forma, el paso de cuna a cama será mucho más sencillo. Si se opta por cama infantil, una idea segura es que esta sea de tipo nido.

Los armarios son esenciales en todas las edades, pero, elegir armarios pensados para niños favorece que sean estos los que se encarguen de guardar y colocar su ropa y sus zapatos, de modo que se favorece su independencia.

Si se tiene en cuenta que pronto empezarán a ir a clase, no puede faltar una zona de estudio, con un pupitre. A la hora de comprar una mesa de estudio infantil, hay que descartar las que tengan esquinas, ya que podrían causar golpes al pequeño.

Sugerencias prácticas

Teniendo en cuenta que el niño ya camina, una buena idea es colocar una alfombra en el cuarto, de esta forma, se evitará que camine sobre el frío suelo, y además, el niño tendrá una zona de juego.

Aunque ya no lleve pañales, es importante que el cuarto tenga varias zonas de almacenaje, y entre ellas, una para que el pequeño guarde todos sus juguetes.

Una estantería resulta útil ahora que ya es algo mayor, tanto para colocar libros de cuentos, como cuadernos para colorear y pinturas.

Para decorar

Ahora que el niño ya es un poco más grande, seguro que estará encantado en que se le tenga en cuenta a la hora de decorar la habitación: vinilos decorativos o guirnaldas encantarán a los reyes de la casa, y seguro que quedan muy bien.

Con la opinión del niño y los consejos de papá y mamá, el cuarto infantil quedará estupendo.