Cotilleos

Hugo Chávez y las teorías conspirativas

The Venezuelan flag in mourning style

La semana pasada el gobierno argentino anunció que su presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, padece un cáncer de tiroides que será operado y tratado en las siguientes semanas. El presidente de le República Bolivariana de Venezuela comenzó a especular con esta noticia y  cuando no, le surgió una nueva teoría conspirativa.

Es verdad que el presidente de Paraguay; Lugo, tiene un cáncer linfático que está siendo tratado. También tiene un cáncer de laringe el ex presidente de Brasil Lula da Silva  y recién ha superado un cáncer la actual presidenta Vilma Rousseff. El propio Chávez tiene un cáncer. Esto le ha llevado a la conclusión que hay una tecnología desconocida que han desarrollado los enemigos de modo tal de inducir esa enfermedad a los mandatarios.

En realidad es tan tonto el razonamiento que no merece el menor análisis. Lo que si merece análisis es la diferencia en como los demás presidentes han comunicado su problema de salud  y como lo ha hecho Chávez. En los demás casos, sin misterio alguno han dicho de que enfermedad se trata, donde se encuentra situado, cual es el tratamiento y cual el pronóstico. Todos estos datos sirven. Todo es información que ayuda a difundir síntomas que deben llamar la atención, ayudan a desmitificar la enfermedad, etc.

Todo lo contrario ocurre con él. Ni siquiera se sabe donde tiene el cáncer, porque no lo trata en su país como lo hacen sus compatriotas y lo hace en Cuba, que tiene una medicina muy difundida comercialmente y muy poco prestigiosa desde el punto de vista médico.