Cotilleos

Honduras: Zelaya no pudo concretar su regreso

Manifestantes partidarios de Zelaya chocan contras las fuerzas militares.

Las miradas de todo el mundo están puestas en una pequeña república centroamericana llamada Honduras. El golpe cívico-militar que derrocó la presidencia de Manuel Zelaya es motivo de reuniones, intentos diplomáticos y demás gestiones a nivel continental. La OEA intenta devolver al presidente destituido a su cargo, pero los representantes del gobierno de facto han dado muestras claras de que no quieren que eso suceda: en el día de ayer se bloqueó la pista del aeropuerto donde estaba por aterrizar la aeronave que trasladaba a Zelaya.

Entre 30.000 y 50.000 personas se agruparon en el aeropuerto de Tegucigalpa a la espera del regreso de Zelaya, suceso que no se concretó por el bloqueo llevado a cabo por el gobierno de Micheletti. Cerca de las 4 de la tarde, unos 1000 manifestantes intentaron ingresar a la pista de aterrizaje y allí fue que comenzaron las tensiones con las fuerzas militares que reprimieron con disparos la insurrección. El saldo: un muerto confirmado (un joven de 19 años que recibió un disparo en la cabeza) y, aparentemente, habría una segunda víctima fatal (una mujer de 30 años con un tiro en el abdomen).

En tanto, voces de todo el mundo se escuchan pronunciándose acerca del suceso. El líder de la iglesia hondureña, monseñor Oscar Rodríguez Maradiaga, afirmó su apoyo al golpe y solicitó que Zelaya no regrese al país para evitar un baño de sangre. Rodríguez Maradiaga era considerado, ya en el conclave de abril de 2005, uno de los cardenales más “papables” y se lo consideraba el sucesor de Benedicto XVI. Claro está que sus declaraciones de apoyo al gobierno de Micheletti le vetan cualquier posibilidad de ser considerado para el cargo.

En tanto, son varios los que esperan que el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, se pronuncie con medidas claras acerca de lo sucedido en Honduras.

Fuente: Clarin