Relaciones

Hacia dónde focalizar tu trabajo …

Suele suceder que la pasión (como en otras áreas) disminuye en el trabajo, en un principio tendrás una invasión de adrenalina que irá aquietándose con el encuentro interior del equilibrio. Aún así estos últimos días has sentido un gran vacío cuando vas llegando a tu oficina … se aproximan las vacaciones y puedes relajarte en la playa e imaginar hacia donde focalizarte.

Tienes que complementar el entusiasmo y seguramente la seguridad/estabilidad económica que éste te brinda entonces encontrar el medio justo no es sencillo. Combinar lo que te gusta hacer con las tareas que estás desempeñando puede resultar divertido si te propones metas u objetivos posibles, es allí cuando puedes comenzar a evaluar posibilidades y alternativas de empleo.

Trabajo y capacidades, disfrute y obligación, tensión y relax … variables de un mismo paradigma. Es interesante que tu vida profesional la vayas construyendo despacio y focalizada en dos objetivos mínimos para llegar, no puedes “jugar el mundial sin antes haber jugado en un club nacional” todo es un proceso que se va desarrollando a medida que adquieras conocimientos nuevos sobre tu profesión.

Siéntate y medita en posición de loto donde quisieras hallarte en dos o tres años (nivel profesional) no te inquietes, ocúpate de equilibrar y armonizar entre los recursos con los que cuentas para ir al lugar de tus sueños con lo que tienes en el presente. Evalúa para mejorar, analiza cuales son las vías que te conducen al carril del próximo paso … no lo hagas de manera inmediata por disconformidad sino que la motivación seas tú misma.

 

  • Pingback: El riesgo de identificarse solamente con tu trabajo | Trabajo y empleo