Cotilleos

Hablemos del 2012

Para todo lo que sea lo que sea que desees, existe una sola palabra mágica: ¡SI!
SI a la vida
SI al amor
SI al recibir y dar
SI a perseverar
SI a abrazar con gratitud
SI a animarnos a ir más allá de donde hemos llegado
SI dejar crecer a nuestros pequeños siendo lo mejor que puedan ser
SI y más
SI
Estoy segura que si lo que hasta ahora hemos estado experimentando no nos da lo que estamos buscando, la única solución es dejar de hacer siempre lo mismo e intentar algo nuevo.
Sin tomar un curso de psicología, te recomiendo comenzar por decirnos SI a lo que hasta ahora nos decíamos NO, es principio de un gran cambio.
Sufrimos muchos miedos, el miedo a que nos rechacen, el miedo a que nos juzguen por hacer las cosas mal o diferentes de lo convencional, el miedo a expresarnos y no encontrar lo buscado, nuestro miedo más grande: a no recibir la aprobación de los demás.
Casi sin darnos cuenta nos hacemos nuestra propia prisión, y sus barrotes están construidos con muchos NO.
Tenemos miedo a que no nos acepten y entonces usamos máscaras y fingimos ser algo que no somos, hasta que finalmente terminamos tan enfocados en la aprobación exterior, que perdemos nuestra propia aprobación, y es como si nos convenciéramos de que hay algo fundamentalmente mal con nosotros mismos.
A menudo nos quedamos estancadas por el NO de otros y/o también el NO propio, es como si prefiriéramos estar con los ojos cerrados, seguir dormidas, eso me recuerda aquel dicho: mejor malo conocido que bueno por conocer.
Escondemos nuestras emociones y lo que sentimos, no decimos lo que realmente pensamos, y todas esas cosas que escondemos son justamente las acciones de la conciencia.
No te pierdas la segunda parte de esta entrega con mucho más para compartir.