Mamás

Hábitos para ser una mamá feliz

Lovely infant foot with little white daisy

Para disfrutar de la maternidad hay que cuidarse y ser consciente de que los hijos nos quitan un tiempo muy valioso, por lo que tenemos que tenernos en cuenta nosotras también. Realiza las siguientes rutinas y serás una madre feliz.

Nadie es perfecto y aunque pretendas ser una madre todoterreno tú tampoco lo eres. Acéptalo. Tampoco pasa nada por que una noche tu hijo no se bañe o un día no cocines y sirvas un plato pre-cocinado. Nadie es perfecto y el día solo tiene 24 horas, aprende a vivir con eso.

Los bebés y los niños pequeños necesitan jugar y necesitan que sus padres jueguen con ellos de vez en cuando. ¿Cuándo fue la última vez que te tumbaste en el suelo o en la moqueta a jugar con tus pequeños? Si no lo recuerdas eso es un claro indicador de que deberías hacerlo más a menudo. Procura dedicarles toda la atención en esos momentos, ya que muy pronto crecerán y ya no requerirán tanta atención por tu parte.

Renuncia a tener la casa impoluta. Es prácticamente imposible tenerlo todo limpio y bien organizado cuando se tienen niños pequeños. Hazte con esa idea. Es preferible dedicarle el tiempo libre a los niños que a estar limpiando la casa y a estar cabreándonos con ellos por ensuciarla.

Cuando se tienen hijos se suelen olvidar las amistades. No dejes que esto te ocurra. Toda mujer necesita un poco de tiempo para sí misma. No te limites a relacionarte solo con tus amigas que también son mamás, seguro que las que aún no lo son, pero te pueden dar buenos consejos igualmente.

Además, sería bueno que cuidaras tu relación de pareja. No permitas que tus quehaceres y el cansancio mermen tu relación con tu marido. Procura ser cariñosa y tener una buena comunicación con él.