Cotilleos

Fiestas en la mansión de Berlusconi

 Fiestas En La Mansion De Berlusconi 1

Il cavalieri” está de fiestas y se ha podido comprobar que en su mansión de Cerdeña son múltiples las fiestas con invitados que llegan en aviones oficiales para disfrutar de las tertulias en la residencia de Berlusconi. Para los no entendidos en política les explico que Berlusconi es el primer ministro de Italia.

El primer ministro italiano, lejos está de estresarse por sus preocupaciones gubernamentales y menos aún restringir su vida de disfrute y sexualidad debido a su edad.

Las imágenes obtenidas por un fotógrafo italiano en las cercanías de la mansión de Cerdeña de Berlusconi registró imágenes de personas que se paseaban desnudas por la casa, con chicas esplendorosas, bien jóvenes y también desnudas. Sin dudas, todo montado para pasársela de maravilla.

Si bien, el ámbito privado de las personas no tiene por qué importarle a todo el mundo mientras la función pública la ejerza correctamente, las ya múltiples conductas exhibidas por el primer ministro italiano no han brindado al mundo una imagen adecuada para lo que es su investidura.

No me parece mal que alguien la pase bien y disfrute de la vida pero esto es un grano de arena más a las varias apariciones públicas poco serias del primer ministro italiano que dan una imagen más de “sexópata machista” que de un funcionario público con tanta responsabilidad como la que debe tener un primer ministro.

Más lamentable es aún la imagen de la clase política, (que en este caso si tomamos a Berlusconi, es también empresarial), bastante lamentable. Me refiero a los aviones oficiales que se dice llegan a Cerdeña para asistir a este tipo de fiestas en la mansión de Berlusconi.

Las imágenes de las fiestas en la mansión de Berlusconi obtenidas son típicas de una “congregación orgiástica” del tipo de la antigua Roma. De alguna forma la historia se reproduce con el pasar de los siglos y algo queda a nivel filogenético que se expresa en la cultura de los políticos, las clases acomodadas y los poderosos económicamente.

imagen: elpais