Belleza

Factores desencadenantes de la celulitis

Continuando con la entrega anterior sobre la celulitis, vamos a continuar compartiendo más factores.

Factores hormonales: Entre las disfunciones glandulares endócrinas, señaladas como disparadoras del proceso figuran: el hipotiroidismo, las disfunciones hipofisarias, el hiperfoliculismo y distintas disfunciones ováricas.

Respecto a esto último, un desequilibrio en el nivel de estrógenos, puede provocar que exista una mayor retención de agua y un aumento en la viscosidad del tejido conjuntivo.

Los desequilibrios hormonales cobran especial importancia a partir de la adolescencia, estando vinculados al inicio de producción estrogénica.

Factores psicosomáticos: se ha corroborado que trastornos emocionales, estrés, ansiedad o depresión pueden provocar alteraciones en las secreciones hormonales, y pueden generar desequilibrios neurovegetativos capaces de provocar alteraciones vasculares periféricas, dificultando así la eliminación de agua y sustancias de desecho de los tejidos.

Factores dietéticos: la dieta puede cobrar cierta importancia, cuando se incurren en desarreglos hipercalóricos con excesos de grasas, hidratos y alcohol; a lo cual se suman los trastornos digestivos, que nos implique una mala eliminación de los desechos y las toxinas. También incrementa la formación de lípidos el consumo abusivo de alcohol.

Factores metabólicos: algunas enfermedades colaboran con la instauración de la celulitis, por ejemplo: diabetes, la obesidad y los trastornos hepáticos, ya que pueden alterar el drenaje linfático y provocar trastornos circulatorios.

Factores sociales: se incluye aquí principalmente al sedentarismo, el cual contribuye a aminorar la masa muscular con incremento de la masa grasa, la flaccidez de nuestros músculos y tendones y disminución de los mecanismos de bombeo muscular partiendo de las extremidades inferiores por reducción del retorno venoso.