Sex and Life

Eyaculación femenina

I love sex

Cuando hablamos de sexualidad y hacemos referencia a la eyaculación la mayoría de las personas piensa que esto es algo que solo les ocurre a los hombres, cuando en realidad es algo que forma parte de la sexualidad del ser humano sin distinción de sexo. Tanto el hombre como la mujer tienen eyaculaciones en el momento del clímax sexual, solo que una inmensa cantidad de mujeres desconoce esto y suelen avergonzarse creyendo que se trata de orina.

La eyaculación femenina es algo absolutamente natural, se produce por la liberación de fluidos desde la glándula Skene, este fluido tiene la misma apariencia mucosa y de coloración clara que el semen del hombre. Salvo que en el caso de la mujer este fluido tendrá mayor transparencia cuando mayor sea la cantidad. Esta cantidad también depende de varios factores: tipo de relación sexual, organismo de la mujer, etc.

Para que una mujer experimente una eyaculación debe estimularse esa zona conocida como punto G, esto se encuentra en la parte posterior del hueso púbico, en la parte superior de la vagina y es un área de textura esponjosa. Al estimularse esta zona se llena de líquido que luego será expulsado. No experimentar una eyaculación no significa que la mujer no tenga orgasmos o que su vida sexual sea deficiente.

Si bien la primera vez que esto sucede puede ser un poco confuso ya que se suele confundir con la sensación de orinarse, es algo que toda mujer debería reconocer y experimentar; aunque no es algo que se manifieste en el 100 % de las mujeres.