Salud

Consejos para evitar infecciones vaginales en verano

infecciones vaginales

A lo largo de su vida, una mujer sufrirá, al menos una infección de la zona vaginal. Para algunas mujeres de hecho, las infecciones vaginales son algo habitual, sobre todo, durante los meses de más calor y cuando llega el verano. El problema de este tipo de infecciones no es solo que son comunes sino que, en algunas ocasiones, pueden llegar a ser muy molestas, haciendo que la mujer afectada por ellas tenga que limitar su estilo de vida.

Algunos hábitos de salud íntima en verano son una buena solución para evitar la aparición de infecciones vaginales, pero además, los probióticos vaginales  pueden ayudar a recuperar la salud íntima.

Consejos para evitar las infecciones vaginales en verano

Llega el verano y, con él, los días de playa y de piscina, el calor, el tiempo libre… pero también las infecciones vaginales. Tanto si eres propensa a padecerlas, como si no, estos son algunos consejos básicos para evitar las infecciones en la vagina durante estos meses:

  • Ropa interior de algodón. El algodón es un material transpirable y natural, que permite que la zona íntima respire, por ello es la mejor opción para la ropa interior. Se deben evitar, en cambio los tejidos como la lycra.
  • Tener un bikini de repuesto. A la hora de preparar la bolsa de playa, un buen consejo es incluir una segunda braguita de bikini en ella.
  • Evitar llevar el bañador mojado. Cambiarse de bañador después de un chapuzón en la piscina es un hábito básico de higiene femenina, ya que la humedad es un caldo de cultivo idóneo para las bacterias.
  • No usar ropa ajustada. Lo mejor es usar prendas más ligeras y sueltas durante estos meses, para evitar la concentración de calor.
  • El uso de tampones también puede estar relacionado con la aparición de algunos tipos de infecciones, alternar el uso de tampón con el de otros productos de higiene íntima es una costumbre saludable.
  • Buena higiene sí, pero no excesiva. Es esencial mantener buenas costumbres de higiene, pero el exceso de limpieza o el uso de jabones demasiado agresivos puede desequilibrar la flora vaginal, que es la que se encarga de impedir que agentes externos colonicen la vagina.

¿Por qué confiar en los probióticos vaginales?

Muchos son los motivos por los que la flora vaginal se puede alterar ( exceso de higiene, estrés, múltiples relaciones sexuales). Los probióticos vaginales son microorganismos vivos que, si se administran de forma correcta, ayudan a reequilibrar la flora para evitar las infecciones, en la actualidad, se pueden encontrar en formatos muy cómodos que se pueden llevar cómodamente en el bolso o en la bolsa de playa.