Salud

Evitar el dolor de espalda con buenas posturas

Postura correcta al sentarse

Muchas mujeres sufren dolor de espalda debido a las malas posturas que se adoptan en la ejecución de actividades cotidianas como puede ser sentarse a la mesa para comer o relajarse en el sofá viendo la televisión. La corrección de estas malas posturas es importante si no queremos que estos problemas se agraven con el tiempo. Es posible evitar el dolor de espalda con buenas posturas al sentarnos.

Las peores posturas que producen mayores problemas de espalda las llevamos a cabo en nuestro día a día sin darnos cuenta. Aprende a detectar las malas posturas y corrígelas:

- Sentada ante una mesita baja de tertulia con las amigas. Durante la sobremesa, tomando un café con las amigas, hacerlo frente a una mesita baja puede ser de lo más incómodo. Mantén tu espalda recta y alineada, desde el cuello hasta la cadera; no fuerces la rotación de tu espalda. Cuando tengas que girarte para hablar con alguien, haz el giro desde la cadera, no sólo de la espalda.

- Trabajar en casa con el ordenador. Siempre que utilicemos este tipo de equipos para trabajar, será mejor hacerlo correctamente sentada en una silla, y no tumbada en la cama o en el sofá. Utiliza una silla regulable, para poder colocarte el ordenador justo frente a tu rostro, para no tener que forzar el cuello para poder leer mejor en la pantalla.

- Relajarse en el sofá. En muchas ocasiones, relajarnos en el sofá puede no ser la idea más cómoda para que nuestro cuerpo se sienta bien. El respaldo del sofá deberá llegar hasta nuestro cuello, para que esta zona no tenga que mantenerse en tensión. Apoya bien la espalda en el respaldo, para poder relajar todos los músculos. Los pies deberán quedar sobre el suelo; si no llegas a tocarlo, utiliza un reposapiés para poder relajar todo el cuerpo al mismo tiempo. Esta misma postura será la que debas adoptar para ver una película en el sofá o mientras lees un libro.

- Sentada mientras conduces. Otra de las actividades que más realizamos cada día es la de conducir el coche. Cuando el tiempo que pasamos en el coche nos hace adoptar malas posturas, puede afectar a nuestra salud y a nuestra espalda. Para evitar los dolores de espalda, la comodidad de los asientos del coche debe ser también óptima. Coloca el asiento de forma que te sientas cómoda; los pedales deben quedar accesible, el reposacabezas debe queda a tu altura, y el volando no demasiado pegado al cuerpo.