Cotilleos

Estoy embarazada de mi jefe

Hace unos días escuche una conversación del estilo:

María: estoy embarazada de Carlos, mi jefe.
José: estás segura de que es Carlos y no tu esposo el padre.
María: completamente.

Grave situación la que se presenta en este caso, la vedad es un tema muy complejo porque se abordan diferentes situaciones de una misma problemática, la infidelidad, el embarazo, el matrimonio, el trabajo.

  • La infidelidad.- Es sin duda la que mayor conflicto causará en la pareja, de hecho el momento por el que pasa María lo aconsejable es tomar decisiones paso a paso, primero dar a luz a su hijo y luego abordar lo que vendrá, que es obvio que hay una situación que encarar luego.
  • El embarazo.- En el caso de María, sin duda no puede ocultárselo a su esposo por ende es necesario que el sepa desde el primer momento cual es la situación, aun cuando por evitar presión en María y la criatura lo recomendable es una separación terapéutica.
  • El matrimonio.- Sin lugar a dudas un embarazo sacude matrimonios, en este caso lo recomendable es que María afronte las consecuencias de su infidelidad luego del parto, es decir mientras dure el embarazo lo más optimo es que al estar en un proceso de separación terapéutica, ella no tome decisiones ni nada que se le asemeje con respecto a su matrimonio.
  • El trabajo.- Dependiendo de qué es lo que unió a María y su jefe, lo mejor es dejar en claro que no volverá a suceder y mejor dejarlo así mientras se da el parto y luego la clarificación de los hechos luego del mismo.

El futuro que se presenta para María la verdad es bastante difícil, sin embargo hay una premisa que puede sostenerla en este tiempo y es que “Como cada uno maneje las cosas, el resto también lo harán” solo esperamos que María sepa como manejar las cosas.

  • Carlos

    q se joda por puta

  • Justiciero

    me imagino que no saldra con la cantinela de los “sentimientos de la mujer, estoy confudida y todo eso…..”
    Cada acto tiene su consecuencia, por lo tanto como he leido en los blogs y webs sobre mujeres respecto a la infidelidad masculina, donde hay que reventar al hombre, apliquesele el mismo castigo equivalente. La dama debe ser bien mujer y asumir y tragar todos los tragos amargos, sin excepcion, que le acarreara este problema. Lamentablemente el bebe no tiene la menor culpa de esta situacion PROVOCADA POR ESTA MUJER (el marido podra tener o no responsabilidad pero nunca culpa). Si por alguna razon (lo dudo mucho) el marido la perdona, dejar en claro que ya es una persona excepcional, moral y eticamente muy superior a su infiel mujer,con lo cual la relacion eticamente hablando ya queda muy desbalanceada (el hombre con su perdon por las nubes, la infiel y su embarazo en los infiernos). Lo justo es que si hay reconciliacion la infiel se lleve todo el peso de esta, lamentablemente todos sabemos que el 100%$ del trabajo, la verguenza y humillacion se lo lleva la victima, aunque los sicologos insistan en que debe ser compartido. Repito, la criatura en gestacion no tiene la culpa de esto. Me cuesta creer que despues de haber un hipotetico perdon los orgamos de la o el infiel se vuelvan de la nada mas sabrosos con su victima