Relaciones

Estar en pareja, disfrutar en pareja

Una de las sensaciones más gratificantes, es la de estar enamorada. Mientras estamos enamoradas nos suceden muchas cosas… entre ellas, la idealización de la pareja.

En la idealización de nuestra pareja, vemos a  la otra persona como algo casi endiosado, perfecto. Sólo existen sus cualidades positivas y siempre se justifican todas las imperfecciones. Nuestra máxima aspiración es la de eliminar esas barreras que nos separan y para eso no es necesario estudiar en academia alguna…

Nuestro gran objetivo es el: ¡estar juntos! Las barreras comienzan a caer con el paso del tiempo, también comenzamos a ver a la persona tal cual es. Pero esto no nos representa un problema. El problema surge si en la medida que se avanza en la relación, se va de un extremo al otro.

Es bastante común que las parejas pasen de la idealización a ver únicamente lo malo que hay en su pareja, matrimonio, noviazgo, convivencia, dependiendo de cada caso, y no pueden ver lo que sí está bien.

Si a esto le sumamos una gran dificultad en la comunicación de la pareja, el terreno estará sembrado para el resentimiento y la rabia. Muy probablemente la pareja se olvidará de qué fue lo que los unió, y comienzan los malos entendidos.

Sin duda que estas dificultades se pueden superar, cuantas parejas conocemos que se dividen a partir de la mala comunicación y/o de interpretaciones erróneas, y no porque la razón real  sea que haya incompatibilidad entre ambos.

Siempre va a ser posible gracias a la voluntad, interés, amor de parte de ambos integrante de la pareja.