Relaciones

Esa tercera en discordia llamada suegra

Un problema que ha hecho historia entre las parejas, y que incluso ha dejado su sello en la cinematografía y la literatura mundial, es el tercero en discordia. Pero esta vez no hablamos de infidelidad, hablamos de un tercero que hasta llegó a ser el personaje favorito de los humoristas. ¿Adivinaste? Pues sí, las suegras.

La suegra que se entromete en la relación siempre es un problema, la mayoría de las veces uno tan grande que acaba por destruir a la pareja. Eso si no sabes cómo manejar la situación, claro está.

El tema es, ¿cómo le dices a tu pareja que su madre te tiene harta? Recuerda que por lo general las madres de hijos varones suelen ser muy posesivas y quienes llevamos la de perder en todo esto somos nosotras, por lo tanto, si  no quieres que tu relación termine en un divorcio ve pensando seriamente cómo se lo dices, porque callarlo es imposible.

Lo ideal es buscar la ocasión correcta para tener una conversación delicada, cuidando especialmente tu vocabulario cuando te refieres a su madre y también tu tono de voz. Nunca le pidas que escoja entre su madre o tú, eso además de ser un grosero error es ubicarte, y ubicar a su madre, en un lugar de igualdad que no les corresponde a ninguna de las dos.

La mejor manera es expresar lo que sientes pero sin reproches, se concreta y siempre propón una solución al problema. Verás como de esta manera las cosas comienzan a tomar el camino que deseas.