Relaciones

¿Eres celosa?

Los celos pueden ocurrir en: la pareja, en la familia, en el trabajo. Tomemos el ejemplo de la pareja: no confías en tu pareja cuando habla con otras mujeres, te da inseguridad. Lo que en realidad  estás pensando es que la otra es más atractiva, más interesante, que tu no vales nada.

Entonces, no más. No reclames a tu pareja el coquetear con otra persona, la acusación tiene que empezar a apuntar hacia ti misma, y debes preguntarte:

  • ¿Por qué estoy con alguien en quien no confío?
  • ¿Por qué no creo que valgo lo suficiente?
  • ¿Por qué creo que no soy suficientemente bonita, atractiva, interesante, merecedora de su amor?

La respuesta a esto es obvia, pero ni siquiera nos ponemos a pensar en ello porque estamos enfocadas en lo de afuera.  Nos enfocamos en lo que la otra tiene, en lo que me puede sacar, en cuánto mejor son los otros.

La verdadera raíz de los celos: el sentir que no valemos nada, que somos descartables, desechables porque alguien vale más que nosotros y en cualquier momento vamos a perder.

Es simple, pero no lo es cuando lo estamos viviendo nosotras, yo lo sé, no me amaba para nada.

No sentía que tenía ningún valor, y esto no tiene que ver ni con la belleza, ni con el dinero que tengas, o el éxito. Nada de eso  importa. Tiene que ver con cómo te sentís con vos misma.

No pienses que te ocurre algo extraño, la mayoría de los seres humanos no se aman a sí mismos, incluso aquellos que no lo reconocen.

Pero lo importante es elegir, dejar de sufrir en esa área. Anímate a intentarlo.