Belleza

Elige el mejor perfume para ti

woman hands spraying perfume

Existe tal variedad de perfumes en el mercado, y la mayoría de ellos con un aroma delicioso, que a veces puede resultarnos complicado elegir el más adecuado.

Vamos a repasar algunas de las consideraciones que siempre deberíamos tener en cuenta. Porque lo que buscamos es un perfume que nos defina, que sea como una carta de presentación y muestre de alguna manera algo de nuestra personalidad y nuestras emociones.

Cada fragancia conlleva un valor diferente: el misterio, la pasión, la fuerza, la espontaneidad, etc. Lo ideal sería disponer de dos o tres perfumes y utilizarlos según la ocasión, el estado de ánimo, el momento (día o noche), la forma de vestir, o incluso la estación del año en que estemos.

Para empezar, hay que conocer las tres partes (notas) en que se divide un perfume:

Las notas altas, se salida: son las que olemos al vaporizar, suelen ser frescas y volátiles.

El corazón del perfume, notas medias: aparecen al cabo de unos diez minutos y son más voluptuosas.

Notas bajas, de fondo: es la fragancia que fija el perfume.

Así que para conocer verdaderamente un perfume, hemos de dejar pasar una hora desde que lo hemos probado.

Además es aconsejable probarlo a primera hora de la mañana, que es cuando el sentido olfativo está más sensible. Por supuesto, no te apliques ninguna otra fragancia ese día. Piensa que después de haber olido tres perfumes distintos, el sentido del olfato deja de funcionar al 100%, precisamente  el olfato es uno de los sentidos que se bloquea con un exceso de información.

Otro consejo a tener en cuenta es no olerlo directamente del frasco, aplícatelo en la muñeca y sobre todo, no frotes, ya que aceleras su evaporación y el aroma cambia.

No conviene dejarse llevar por la publicidad ni por cómo huele alguien, cada olor es distinta en cada piel, en cada persona.

Y otro detalle, para empezar sería bueno enfocar nuestra búsqueda según los tres principales grupos de fragancias. Saber que se dividen principalmente en florales, verdes y orientales. Los perfumes florales son los más delicados, elaborados a partir de extractos de flores, son ideales para las más románticas, refinadas y elegantes. Los perfumes verdes contienen notas cítricas (pino, naranja, limón, helechos, etc.) y son los más frescos y naturales y por ende, los menos dulzones. Eso sí, también son los que tienen una fragancia menos duradera. Por último, los orientales son los más exóticos, siendo el resultado una fragancia más potente y sensual, un aroma fuerte de los que dejan huella. En su composición se encuentran sustancias tales como almizcle, patchuli, sándalo, vainilla y aceites esenciales amaderados.

De todas formas, dentro de cada grupo, hay tantísimas combinaciones… ¿has encontrado las fragancias que mejor te acompañan y definen?