CotilleosSalud

El suicidio en España (IV)

En un post anterior hablamos sobre la poca visión que tenemos sobre el suicidio, como consecuencia de una enfermedad. El 90 % de los que consuman un suicidio, tienen una enfermedad mental seria. El punto es que se nos dificulta ver las enfermedades mentales con manifestaciones no tan obvias en todo momento, como tales.

Hay factores culturales que influyen netamente en que esto se visualice de esta forma y las religiones hacen un aporte tremendamente negativo en ese sentido.

Para las religiones mayoritarias, como por ejemplo la católica, quien se suicida comete un pecado gravísimo. Y así lo dejan saber con toda claridad. Esto es un elemento más para los familiares de quien se ha suicidado, para sentirse mucho peor si se puede.

Si bien algunos sacerdotes destacan que la persona puede no ser conciente de sus actos, por lo que no sería “culpable”, la religión es muy clara en cuanto a que es un acto condenable y que dios dará un eterno castigo a quienes lo cometan.

Quien muere de cáncer no eligió tener cáncer, y quien se suicida victima de una depresión grave y severa, tampoco eligió ese fin. Nadie elige tener un desorden bipolar o ser esquizofrénico, situaciones ambas que pueden llegar, si no media el tratamiento adecuado, a un final como este.

Imagen: biosferamexico.org